La menopausia es el gran salto a la estabilidad emocional en la mujer

Por ELIZABETH ARAUJO

Entrevista a Hortensia Carrer para el Diario Tal Cual (Venezuela)

Del 16 al 17 de octubre se realiza en Madrid el V Forum “Mujer y Menopausia”, con la venezolana, psicóloga jungiana Hortensia Carrer. “La menopausia marca el camino de vuelta a uno mismo, dejando atrás los años de crianza y de trabajo”

A los 50 años, Sandra empieza a sentir los rigores de la edad. Desde una sensación de calor, que asciende del tórax al cuello y a la cara, con sudoración profusa, hasta pequeñas palpitaciones, insomnio, cefalea, sudoraciones y vértigos, la nueva situación la mantiene inquieta. No es una afección. Simplemente que Sandra acaba de llegar a la menopausia, pero no deja de ser curioso cómo un parte de su entorno lo ve como una enfermedad.

Para responder a esas inquietudes, la psicóloga venezolana Hortensia Carrer realizará este viernes 16 y sábado 17 de octubre un foro dedicado a todo lo que se necesita saber sobre menopausia, y que tendrá lugar en el Centro Social y Cultural de La Caixa, ubicado en el Paseo del Prado 36, en Madrid.

“La menopausia marca el camino de vuelta a uno mismo, dejando atrás los años de crianza y de trabajo, con altas exigencias hacia fuera, porque todas nuestras hormonas, acompañadas de nuestra biología, nos llevan a emprender el camino hacia la auténtica libertad, aquella que ofrece la posibilidad de elegir lo que tu cuerpo, tu alma y tu espíritu necesitan”, explica Hortensia Carrer, con más de 15 años como psicóloga y analista jungiana, especializada en estudios de psicología y feminidad.

Para esta situación, que para algunas mujeres supone muchas veces el quiebre, la ruptura y el fin con muchas de las cosas de nuestras etapas anteriores, hay una buena noticia: “todo ello se requiere entrar en el Clan de las Sabias, en comunión pacífica y plena con nosotras mismas”.

Carrer señala que gran parte de las consultantes son mujeres, que frisan la segunda mitad de sus vidas, lo que se denomina el gran tiempo del climaterio, una puerta de entrada a profundos cambios. “Para ello, tengo diseñado un taller solo para mujeres que han dejado de menstruar y es un hermoso y muy necesario el rito de paso para entrar con mayor responsabilidad y conciencia a esta importante etapa de la vida”.

-¿Por qué surge este foro?

-Viendo muchos casos se me abrió un mundo sobre lo que significa la sociedad patriarcal de las mujeres y eso me llevó a una sanación de mi persona, extendiéndolas a todas las mujeres. Por eso me especialicé en las mujeres, sin excluir, claro está, a los hombres porque son nuestros acompañantes y porque en la medida que nosotros crecemos, ellos crecen también. Veo mujeres, hombres, jóvenes, porque todos nos podemos ayudar entre sí.

-¿Qué es lo más representativo de las mujeres?

-En España, que es un estado patriarcal y las mujeres están altamente sometidas, observo un proceso de despertar, por lo que trato e ayudar para que las mujeres no dañen su vida ni su alrededor. Hay todo un acompañamiento que es más espiritual, además de psicológico. Todos estos cambios tienen que ser para preservar lo que amas y lo quieres.

-Pero ¿cuál es la importancia de la menopausia en este proceso de “sanación”?
-Esto tiene que ver justamente con el trabajo de lo femenino que hemos realizado. De los cuatro arquetipos que tenemos, como el arquetipo de la doncella; la joven; la adulta realizada y la madre, el pasado siglo le dio más visibilidad tanto a la joven como a la mujer adulta. A la joven le ha dado la píldora anticonceptiva, para hacerla dueña de sí misma y a la mujer adulta se le abrió un mundo dentro de lo que llamamos la sociedad patriarcal. Se reestructuró la familia. Somos las únicas mamíferas del reino humano que tiene un periodo después de la menstruación. Esto quiere decir que tenemos un largo periodo; que no menstruamos y para qué es este período: para tener una grandísima responsabilidad para la familia como para la sociedad

-¿Qué pasa cuando una mujer que llega a la menopausia no logra dominar estos conceptos y explicar lo que le está ocurriendo?
-Lo primero que debe hacer es buscar ayuda, porque el periodo de la menopausia es de gran transformación y de cambio radical, lo que constituye un acto desafiante. Hay que saber asumir lo que somos.

-¿Cuánto tiempo lleva usted realizando terapias en España y cuál ha sido la experiencia obtenida en este campo?
-Tengo 15 años ejerciendo de psicoterapeuta en Barcelona. El proceso migratorio que comporta la menopausia es un rito de paso y como tal una iniciación a otro estado de conciencia y, dadas las difíciles circunstancias y vivencias personales por la que tuve que pasar, me di cuenta de cosas en las que hasta ese momento no me había percatado. Fue, a raíz de mi búsqueda personal y de mi proceso de aprendizaje como llegué a especializarme en mi labor con las mujeres y sobre el fascinante tema de lo femenino.

Hortensia Carrer, agrega que esta experiencia en Barcelona le ha servido para dar “salir de casa” y llegar a una sociedad distinta y crear el “Club de las sabias”.

“Me he visto obligada y a la vez se me ha permitido desplegar y desarrollar todo mi potencial creativo para abrirme un espacio en este medio tan inmenso y competido como la psicoterapia. Fíjate que hay cinco universidades de donde egresan psicólogos, además de la cantidad de formaciones terapéuticas que existen. Hoy trabajo como docente en la Universidad Sigmund Freud de París en su sede en Barcelona, ofrezco seminarios, talleres, doy conferencias, llevo circulo de mujeres, además de mantener desde hace 13 años el consultorio privado donde atiendo a personas individuales, grupos y parejas”.

-Para qué tipo de trastornos van dirigidas sus terapias?
-Quienes me consultan son personas como tú y como yo. Gente sana que quiere replantarse su existencia tal y como la están viviendo, y que tal vez por un acontecimiento, como la pérdida de algo importante les llega ese momento en el que nos planteamos que la vida es algo más de lo que creíamos que era y que pensábamos que teníamos garantizada. Gran parte de las consultas son con mujeres cercanas a la segunda mitad de la vida, cerrando el ciclo de la fertilidad biológica y abriendo el tercer acto, como dice Jane Fonda. Es el gran tiempo del climaterio, una puerta de entrada a profundos cambios, una oportunidad de la vida para hacer lo que no hemos hecho y des-hacer lo que ya no necesitamos.

-¿Hay otro perfil de consultantes?
-Sí, también los hay quienes se plantean descubrir y expresar sus potencialidades quizás reprimidas hasta ese momento, y que el cuerpo se lo traduce en depresiones, saltos repentinos de humor, enfermedades, dolencias y para ello hay que revisar aquellos conflictos existenciales que nos detienen el curso creativo, armónico y saludable con nosotros y con la vida en general. En realidad todos tenemos algún tipo de nudo que desatar, o algún patito que se sale de la fila, algo que pugna por resolver y además nos merecemos hacerlo, es legítima la búqueda de la felicidad interior, aun cuando nuestra cultura tal y como está nos tiene altamente confundidos y desorientados en este respecto.

-Otro aspecto novedoso de su actividad profesional es que sus consultas son vía Skype ¿Son tan beneficiosas como las que se realizan personalmente
-Hoy día los paradigmas acerca de las distancias se han modificado considerablemente. Ya nadie se siente lejos de ninguna parte. Somos parte de la “aldea global” a la que se refería McLuhan y uno de los recursos es la comunicación telefónica vía internet. Pienso que deberían otorgarle el Nobel de la Paz a los creadores de Skype, porque es un medio que une a las familias disgregadas por el mundo. De hecho, en muchas mesas de Navidad aparecen uno o más ordenadores con los familiares via Skype. Son también una herramienta fantástica para realizar terapias a la distancia.

-Uno de los grandes temas de la actualidad son la depresión y los estados de ansiedad. Hay gente para quienes los miedos tienen vida propia y en quienes el inconsciente funciona de manera autónoma. ¿A qué se debe esta “nueva” realidad?
-Es una pregunta importante, si tomamos como referencia las cifras de la OMS que estima en 350 millones de personas que sufren esta alteración además de ser la causa mayor de discapacidad. Visto así vivimos en un planeta en depresión. Ya Jung lo anunciaba. La desacralización de la vida; la ausencia de sentido profundo; la sustitución en la conciencia colectiva de lo sagrado por lo material; la disparidad alarmante de la economía per cápita; la velocidad vertiginosa de la tecnología y de la industria sin un criterio ético que preserve la naturaleza y la vida saludable en su sentido esencial; la disgregación de la familia o la disfuncionalidad de la misma; la soledad urbana; las guerras que hoy se libran en el planeta; la violencia; el sometimiento indigno de pueblos ignorantes por gobernantes igualmente ignorantes con poder…. Podría seguir porque el mundo está mostrando su peor cara, sin embargo hay un contingente de personas, organizaciones, iniciativas que apuestan para dar luz en esta oscuridad.

-¿Practica usted la terapia en familia, y cuáles son los beneficios?
-La familia debería ser el nicho seguro donde sus integrantes practiquen dentro de la confianza y el amor el gran reto de las relaciones humanas, sin embargo esto se cumple en una ínfima proporción. Me he formado como “consteladora familiar”, una visión sistémica y transpersonal de la familia. Un método humano y altamente eficiente de reparar las heridas de la familia patriarcal. En una cultura de la violencia en todas sus gruesas y sutiles expresiones, porque la familia es el átomo de la misma, por tanto hay mucha violencia en los sistemas familiares, estamos sanando la familia sanándonos como miembros de la misma y viceversa.

-¿Es la paranoia un estado patológico muy fácil de detectar?
-La patología es un estado alterado de la personalidad, a unos grados imposibles de ocultar. Se dice que en el mundo de los ciegos el tuerto es rey. Así, hay alteraciones y patologías que comparte una porción importante de personas y estas son conductas que comienzan a formar parte de la normalidad. La paranoia puede ser uno, como también la psicopatía y así sucesivamente. Ahora bien, como en toda alteración de este tipo, quienes la perciben son los demás y no el o los afectados.

-¿Cuáles son las premisas teóricas que sustentan la psicología junguiana, y que la diferencia de otras corrientes de la psicología?
-Existe una hermosa premisa teórica de este gran maestro y genio en el conocimiento del alma humana, y es aquella que dice que para salir de una neurosis, de un estado depresivo, de una vida estancada, o de conflictos con las relaciones significativas, hay que dar un sentido a la propia vida. Esto se logra contactando con el Sí Mismo, el Yo profundo y esencial dentro de nosotros mismos. Esa porción del Todo que nos habita. Este es un trabajo que en la mayoría de los casos necesita del apoyo de un profesional, porque solos no somos capaces de dar con aquello que nos impide expresarnos tal y como somos sin dañar a nadie ni a nosotros mismos. A este trabajo Jung lo llamó proceso de individuación, el cual puede entenderse como el proceso o trabajo psicológico y espiritual que vaya acercándonos más a lo que somos esencialmente, y menos a lo que los demás quieren que seamos.

-¿Qué es un análisis junguiano
-Un análisis jungiano consiste en acompañar a la persona que lo solicita en la búsqueda, tanto psicológica como espiritual, de aquello que lo hará un individuo cada vez más completo, más seguro y tranquilo consigo y con los demás. Algo que se parece bastante a lo que solemos llamar felicidad. Esto se logra entre otras cosas integrando aquellos arquetipos, potencialidades, recursos y singularidades que, ya sea por la familia, el entorno social o la cultura, han quedado reprimidos y se expresan desde la sombra. Esa porción de uno mismo desconocida e inaceptable. Por ejemplo, si en tu casa se valora únicamente como realización personal producir dinero y tú decides entrar a una causa humanitaria o creativa donde el dinero no se desestima pero no es lo importante, hasta que no integres y te pongas en paz con la energía-conciencia – el arquetipo- del dinero seguramente será un foco de conflictos de aquellos que sin saber por qué y cómo te ves constantemente involucrada. Es desde la sombra que se manejan estos asuntos y tendrás que darles luz para poder ver y analizar el origen de esta relación, con el dinero claro. Hacer consciente lo inconsciente te hará una persona más libre y más feliz.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Current ye@r *